Pilates se refería a su método como el Arte de la Cronología, o lo que es lo mismo, el estudio y la ciencia del movimiento controlado. Independientemente de la actividad realizada, siempre entran en juego elementos similares como: estabilidad y movilidad, resistencia y oposición, articulación o equilibrio. Si te familiarizas con estos elementos juntos con los principios básicos del pilates, asegurarás que, cualquiera que sea la actividad que tengas entre manos, estas aplicando los principios de trabajo-perfeccionamiento de Pilates.

En ese artículo os hablamos de estos 6 principios básicos a tener en cuenta en el Método . Estos son: respiración, concentración, centralización, control, precisión y fluidez.

  • CONCENTRACIÓN:

Entre los principios básicos del pilates, la concentración representa un papel fundamental al practicar esta disciplina. Uno de los primeros enfoques que el profesor debe enseñar, ya que es necesario que te mantengas concentrado y con toda tu atención puesta en la ejecución de los ejercicios y los distintos movimientos. La concentración es una forma de despejar la mente de los pensamientos agobiantes de la rutina diaria. También te permite tomar conciencia de tus capacidades, debilidades y fortalezas. A medida que avances, mejoras tanto física como mentalmente.

  • CONTROL:

Se refiere a la conciencia que asume el propio cuerpo, adquirida por medio de la realización de los ejercicios del método pilates. El verdadero control muscular consiste en no realizar movimientos bruscos o peligrosos. A medida que avances en la práctica de este entrenamiento, aumentarás tu capacidad de control, tanto físico como mental, lo que se traduce en diferentes beneficios.

  • CENTRALIZACIÓN:

Hay un gran grupo de músculos que componen el centro o núcleo del cuerpo: abdominales, lumbares, caderas y glúteos. Son lo que Pilates llama centro de poder o zona que también se conoce como Core. Toda la energía para realizar los movimientos de su método parten de este centro e irradian hasta las extremidades. Si bien hay otras técnicas deportivas que ejercitan esta importante zona, ninguna consigue los resultados que solo el método pilates ofrece. Esto es porque esta disciplina trabaja la centralización con más intensidad y, a la vez, facilidad.

  • RESPIRACIÓN:

Sin una respiración consciente, es imposible practicar esta disciplina. Por eso, la respiración es considerada como uno de los principios básicos del pilates imprescindible para iniciarse y avanzar en este entrenamiento físico y mental. Mediante las inspiraciones y expiraciones profundas expulsas en aire viciado y los gases nocivos desde el interior de los pulmones, sustituyéndolo por aire fresco que da energía y revitaliza el sistema. Aprender a tener una respiración lenta y consciente nos ayuda a tener mayor concentración y a relajar la mente.

  • PRECISIÓN:

El valor de un ejercicio reside en obviar los detalles del movimiento específico que supone. Concéntrate en hacer un movimiento aislado, preciso y perfecto en lugar de muchos pero imprecisos. En el método Pilates cada ejercicio tiene un propósito y no se trata de moverse simplemente, sino de ejecutarlo conforme a nuestra máxima habilidad, comprendiendo su objetivo y sabiendo qué músculos están o deberían estar activándose. Hasta el más mínimo detalle cuenta. Cuanta mayor precisión, conseguiremos mayor beneficio. 

  • FLUIDEZ DE MOVIMIENTOS:

Este principio nos ayuda a realizar los ejercicios de manera dinámica y fluida. En Pilates no existen movimiento aislados o fuera de control, sino que por el contrario se respeta el fluir natural del cuerpo trabajando a una velocidad normal (ni muy rápida ni muy lenta). Como resultado se obtienen movimientos de calidad, precisos y equilibrados. Esta fluidez se consigue a través de la práctica, cuando se dominan todos los demás principios mencionados.

En cualquier sesión de Pilates deben estar presentes estos principios fundamentales. Para un principiante puede resultar complicado atenderlos a la vez, pero con la práctica se automatizan sin ningún problema.

Ayudas a Pymes y Autónomos para compensar el sobrecoste energético en 2022

Zésari Pilates ha recibido una ayuda de la Unión Europea con cargo al Programa Operativo FEDER de Andalucía 2014-2020, financiada como parte de la respuesta de la Unión a la pandemia de COVID-19 (REACT-UE), para compensar el sobrecoste energético de gas natural y/o electricidad a pymes y autónomos especialmente afectados por el incremento de los precios del gas natural y la electricidad provocados por el impacto de la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania.